×
Me dejé las llaves puestas por dentro, ¿qué hago? 

Una de las situaciones que más nos suelen pasar, es que nos dejemos las llaves de la casa en el interior. No caemos hasta que, justamente, cerramos la puerta al salir. Es en este momento cuando nos entra el nervio y el pánico porque no sabemos cómo podremos acceder.


Todos pensamos en lo mismo: voy a llamar a ese familiar o conocido, que tiene la copia de mis llaves para que venga y me las preste. Aun así, puede ser que tu situación se complique más y es que esa persona no esté accesible o se encuentre en otro lugar, y no pueda dejarte las llaves. Por eso mismo, vamos a contarte lo que puedes hacer si te dejas las llaves puestas por dentro y no sabes que hacer. 


¡¡Me he dejado las llaves por dentro!! 


Todo tiene solución, no te preocupes. Si esto te pasa o le pasa a algún familiar tuyo, grábate lo siguiente y memorízalo para que no se te olvide: 


  • Aunque no seas un experto, y no lo hayas hecho nunca. Puedes recurrir a intentar acceder con una radiografía o una tarjeta. Eso sí, ten cuidado por si se te rompe o se te daña cualquier parte de la tarjeta. Es una de las técnicas más conocidas, pero funciona.
  • Piensa en instalarte un cilindro de emergencia por si te suele pasar muy a menudo estas cosas. Estos cilindros se instalan y permiten abrir la puerta desde fuera, aunque las llaves estén por dentro.
  • Si tu casa es baja, vives en un chalet independiente o bungalow, salta desde la casa del vecino para poder acceder a cualquier habitación y recuperar las llaves.
  • Intenta que la llave caiga al suelo para ver si así podemos acceder. Intenta humedecer la cerradura o pegar pequeños golpes para conseguir que se pueda deslizar.
  • Coge una horquilla de pelo e intenta mover cuidadosamente la cerradura a ver si consigues desbloquearla.

Si tienes esta situación, mejor que acudas a un experto para que te abra la casa sin roturas. 

×